Energía Hidroeléctrica: ¿de qué se trata?

El agua es, históricamente, una de las fuentes de energía más utilizadas por el ser humano. Fundamentalmente, para la vida, como componente primordial de subsistencia. Con el correr del tiempo se la fue empleando para la producción de alimentos y la higiene. Hoy cumple un rol fundamental en la vida cotidiana civilizada, siendo empleado para la generación de energía hidroeléctrica.

¿Qué es la energía hidroeléctrica?

La generación hidroeléctrica es aquella que aprovecha la energía potencial (diferencia de altura) y la energía cinética (movimiento) del agua para convertirlo en energía mecánica en los álabes de la turbina y luego en energía eléctrica.

Central hidroeléctrica

Las centrales son justamente las construcciones que logran que esa energía potencial y cinética se aproveche

Para ello se hace circular un caudal de agua por un circuito hidráulico que salva el desnivel entre dos puntos, lo que se conoce comúnmente como salto, y en el que el agua va adquiriendo velocidad a medida que la energía potencial se va transformando parcialmente en energía cinética. La turbina es la encargada de transformar esa energía cinética en energía mecánica, para que el generador la transforme a su vez en energía eléctrica.

Por último, el caudal de agua abandona la turbina y desagua de nuevo al río sin apenas velocidad y con la energía potencial que corresponde a la altura del punto de desagüe.

Al igual que las tecnologías geotermales, la hidroeléctrica puede proveer energía los 7 días de la semana, 24 horas de corrido.

Funcionamiento

Tipos de centrales

Cada central, y su funcionamiento, depende del lugar donde se contruye.

Es por eso que existen distintos modelos de centrales. Estos se pueden agrupar en 3:

  • Centrales de embalse: Tipo muy común en Argentina, donde una o más presas forman lagos artificiales donde se almacena el agua por encima de las turbinas. Estos modelos pueden producir energía todo el año, por más de que el río aguas arriba se seque durante algunos meses. 
  • Centrales de agua fluyente: Se utiliza cuando el terreno no presenta mucho desnivel. Es necesario que el caudal sea constante como para asegurar una potencia determinada a lo largo del año. Siguiendo esta lógica, su máxima potencia se da en temporada de precipitaciones, y es cuando dejan pasar el agua excedente. 
  • Centrales de bombeo: Para este caso, se disponen dos embalses, cada uno situado en niveles diferentes. Cuando la demanda diaria de energía eléctrica es máxima, estas centrales trabajan como una central hidroeléctrica convencional: el agua cae desde el embalse superior haciendo girar las turbinas y después queda almacenada en el embalse inferior. Durante las horas del día de menor demanda, el agua se bombea al embalse superior para que vuelva a hacer el ciclo productivo.
Central hidroeléctrica

Situación mundial de la energía hidráulica

La energía hidroeléctrica aporta actualmente más del 16% del total de la electricidad consumida en el mundo, constituyendo una fuente fundamental para cualquier país.

A nivel global se estima que ha sido aprovechado solo el 30% del potencial hidroeléctrico identificado, por lo cual el sector tiene un gran potencial de crecimiento. China, Estados Unidos, Brasil y Canadá, en ese orden, son los mayores productores de hidroelectricidad del mundo.

Según el informe de 2019 de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA), la capacidad total de las centrales hidroeléctricas en todo el mundo es de 1.172 GW, lo que representa alrededor del 50 % del total de las fuentes de energía renovable.

Ventajas y desventajas

Si bien esta tecnología cuenta con múltiples ventajas asociadas a la generación constante y baja emisión de gases de efecto invernadero, cuenta con distintas contrapartidas que vale la pena remarcar. Acá las analizamos:

Ventajas

  • Reutilización
  • Duración
  • Sostenible
  • Flexibilidad – recursos hidráulicos facilitan la gestión de los picos de demanda energética al poder utilizar el agua embalsada de forma flexible
  • Costes – costes de explotación son bajos

Desventajas

  • Tiene consecuencias ambientales negativas. 
  • Puede verse afectado por sequías
  • Es difícil encontrar el lugar idóneo 

Si querés saber más acerca de esta tecnología, u otras formas para que tu empresa sea renovable a través de mecanismos más sencillos, ponete en contacto a través de nbergler@carbonneutralplus.com.