¿Es posible viajar sin generar un impacto negativo en el ambiente?

¿Quién no quiere unas buenas vacaciones como las que nos tomábamos antes de la pandemia? Viajar al interior del país, a Europa, o incluso a lugares más recónditos en busca de experiencias y desconexión. Qué bien suena.

La industria del turismo creció durante 10 años seguidos hasta el 2019. Para muchos se volvió una necesidad imperiosa. El ritmo de vida cada vez más intenso, combinado con la globalización de las redes creó un cocktail perfecto para que los viajes en vacaciones sean el momento de relajación y demostración para el mundo. Tanto, que para sacarse una foto en el Louvre hay que sobrevivir a empujones y hasta gritos.

Sin embargo, la industria llegó a niveles de derroche que nos generan incomodidades al viajar, y, peor aún, que están generando un gran impacto negativo en el ambiente.

Huella de Carbono del Turismo

En 2018 se publicó un estudio de la revista Nature Climate Change que afirmaba que el turismo es responsable del 8% de los gases de efecto invernadero a nivel global. Un número extremadamente alto para una industria que no solía estar bajo la lupa de las industrias contaminantes. Podemos ver el desglose de estas industrias en el siguiente gráfico, citado de Sustainable Travel International:

Grafico Sustainable Travel

Consejos para un viaje sostenible

Es decir, la huella de carbono personal durante un viaje es significativa, y generalmente, no somos conscientes de ello. En este contexto, ¿qué podemos hacer para seguir viajando, pero minimizando nuestro impacto?

Estos 5 consejos engloban las aristas más importantes para viajar de forma sostenible:

1- Evitar volar a destinos cercanos

El transporte aéreo se lleva la mayor proporción de la huella de carbono del turismo. Un vuelo comercial convencional de Buenos Aires a Madrid emite por persona aproximadamente la mitad de tn de CO2eq de lo que esa misma persona emite en un año entero. Para destinos cercanos, podemos evitar los viajes en avión, y compartir un viaje en auto, lo que reduce significativamente la huella de carbono. Para ser más claro, les dejo esta tabla:

Huella de carbono BsAs – MDQ por persona

A MDQ (kgCO2eq)

1 auto (1 pasajero)

143

Avión

130

1 auto (4 pasajeros)

36

Tren

31

Colectivo

23

2-  Viajar liviano

En los viajes que hagamos en avión, el peso que carga el mismo es directamente proporcional al consumo de combustible, y así, a su huella de carbono. Es decir, cuanto más pesado viaje el avión, más gases de efecto invernadero emitirá a la atmósfera. Es por eso que, cargando equipajes livianos, ayudamos a disminuir la huella de carbono de un vuelo.

3- Apoyar iniciativas de turismo sostenible

A la hora de elegir un alojamiento, como viajero tenés la posibilidad de generar demanda en los hoteles que son responsables con el ambiente. Esto le exigirá al resto de los hoteles a incorporar estrategias sustentables como incorporar energías renovables, automatizar el control de la temperatura, proveerse de productos locales o compensar su huella de carbono. El hecho de consultar en los hoteles por sus estrategias de sustentabilidad ya generará esta demanda y reducirá la huella de carbono de tus viajes y del turismo en general.

4. Comer comida local

Además de la experiencia que brinda el probar nuevos platos apostando por la comida local, el hecho de elegir esto evita que los productos provengan de otras partes del mundo, utilizando combustibles para transporte y energía para refrigeración, que aumentan la huella de carbono de cada plato, y de tu viaje.

5. Compensar la huella de carbono

Todas las iniciativas anteriores ayudan a reducir la huella de carbono de tu viaje. Sin embargo, siempre quedará una parte de la huella que será imposible de reducir, por mucho que lo intentemos. Para este remanente existe la posibilidad de una compensación mediante la compra de bonos de carbono.

Mediante la compra de bonos de carbono, estamos financiando proyectos que absorben, reducen o evitan emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, en diferentes partes del mundo. Esto genera un balance con los gases asociados a nuestro viaje, y así podremos equilibrar nuestra huella y viajar de forma ambientalmente sostenible.

Entender que tenemos herramientas a nuestro alcance para generar un impacto positivo es algo que puede cambiar las reglas del juego. Para bien. Todos queremos seguir viajando y viviendo experiencias nuevas en diferentes puntos del globo. Podemos hacerlo y de manera sostenible. Depende de nosotros.

Si querés más información sobre Huella de Carbono y cómo reducirla y compensarla comunicate a través de fcalise@carbonneutralplus.com