Cambio Climático: 5 claves del Informe del IPCC

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC), de la mano de cientos de prestigiosos científicos de todo el mundo, ha elaborado un nuevo informe sobre la situación actual del cambio climático y su proyección para los próximos años. Los resultados están muy lejos de ser alentadores…

Earth climate change, temperature increase, global warming vector concept metaphor.

¿Qué es el informe del IPCC? ¿Por qué tanta repercusión?

El IPCC fue creado en 1988 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) con el fin de ofrecer una visión científica clara sobre el estado actual de los conocimientos sobre el cambio climático y sus posibles repercusiones medioambientales y socioeconómicas.

Además de ser un órgano científico que examina y evalúa la más reciente bibliografía científica, a su vez es un órgano intergubernamental. Pueden formar parte de él todos los países miembros de las Naciones Unidas y de la OMM. Actualmente, 195 países son miembros del IPCC.

Desde el inicio de su labor, el IPCC ha elaborado cinco informes de evaluación de varios volúmenes.El último, hasta ahora, había sido publicado en el 2013.

El lunes pasado, 9 de agosto de 2021, el organismo ha publicado el informe más exhaustivo de todos (y también el más alarmante). El estudio, del cual participaron 234 expertos de 66 países analizando más de 14.000 artículos y referencias, exclama con certeza que la humanidad es la responsable del actual calentamiento de la atmósfera, el océano y la tierra, lo que ha provocado cambios generalizados y rápidos en el planeta.No son casualidad las inundaciones que han sucedido en Europa y Asia, las olas de calor en Norteamérica, los incendios en el oeste de Estados Unidos y en Moscú, entre tantos otros eventos…

Los 5 datos más importantes del Informe

1. EL INCREMENTO DE 1.5°C ES CASI UN HECHO

El aumento de la temperatura global de las últimas décadas no se ha visto durante milenios, está sucediendo rápidamente, en casi todas partes de la tierra y ha revertido una tendencia de enfriamiento global a largo plazo.Para encontrar temperaturas superficiales globales más cálidas hay que remontarse 125,000 años atras.

Eso deja un camino cada vez más estrecho para estabilizar las temperaturas en 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales para finales de siglo, el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París.

En todos los escenarios de emisiones descritos en el informe del IPCC (AR6), se prevé que el calentamiento de la superficie de la tierra alcance 1,5 ° C o 1,6 ° C en las próximas dos décadas.

El umbral se ha acercado en parte porque los científicos han incorporado nuevos conjuntos de datos en su estimación del aumento histórico de temperatura, incluso del Ártico, que se calienta rápidamente. Eso agrega 0.1 ° C a la estimación del calentamiento histórico. Las altas emisiones globales desde los últimos informes de evaluación continúan esa tendencia.

Para poder alcanzar el objetivo (que se considera esencial) de la supervivencia de algunas comunidades y ecosistemas vulnerables, se necesitan reducciones drásticas de CO2 en esta década y cero emisiones netas para 2050.

Cambio en la temperatura de la superficie global (promedio decenal) reconstruid (1-200) y observado (1850 - 2020)

Cambio en la temperatura de la superficie global (promedio decenal) reconstruid (1-200) y observado (1850 - 2020)

2. EL SER HUMANO ESTÁ PROVOCANDO EL CAMBIO CLIMÁTICO

Mientras que AR5 (El informe anterior publicado en 2013) concluyó que la influencia humana en el sistema climático es “clara”, AR6 dijo que hay “alta confianza” en que las actividades humanas son los principales impulsores de olas de calor más frecuentes o intensas, derretimiento de glaciares, calentamiento de los océanos y acidificación.

“Es inequívoco que la influencia humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra”, concluye el informe.

Se han desarrollado grandes avances en la ciencia desde el último informe del IPCC. Con modelos mejorados, los científicos ahora pueden cuantificar cuánto más probables o intensos fueron los eventos climáticos extremos debido al cambio climático.

Estudios recientes han demostrado que la ola de calor de Siberia en 2020 y el calor extremo en Asia en 2016 nunca hubieran sucedido sin que los humanos quemaran combustibles fósiles.

“Ha habido un impulso real que vincula los eventos extremos con los impactos sociales”, dijo Dann Mitchell, profesor de cambio climático en la Universidad de Bristol, citando un estudio de 2016 que encontró que 506 de las 753 muertes durante la ola de calor de París en 2003 podrían atribuirse al clima.

Cambio en la temperatura de la superficie global (promedio anual) como se observa y simulado utilizando factores humanos y naturales y solo naturales (ambos 1850-2020)

Cambio en la temperatura de la superficie global (promedio anual) como se observa y simulado utilizando factores humanos y naturales y solo naturales (ambos 1850-2020)

3. SE CONOCE MÁS SOBRE LOS IMPACTOS AMBIENTALES REGIONALES

Los modelos climáticos han mejorado desde el último informe del IPCC, lo que permite a los científicos analizar la temperatura actual y proyectada. y los extremos hidrológicos a nivel regional. A su vez, permiten comprender cómo serán los impactos climáticos globales en diferentes partes del mundo.

Los modelos muestran que el Ártico se está calentando más rápido que otras regiones y que se prevé que las altas latitudes en el hemisferio norte se calienten de dos a cuatro veces el nivel de calentamiento global. Si bien el calentamiento en los trópicos es más lento, esto se debe a que las temperaturas sobre la tierra cerca del ecuador no varían mucho de un año a otro en ausencia de la influencia humana.

Es muy probable que la Corriente del Golfo se debilite a lo largo del siglo, según el informe. Un colapso completo de la corriente del Océano Atlántico interrumpiría los patrones climáticos regionales, debilitando los monzones africanos y asiáticos, y fortaleciendo los períodos de sequía en Europa.

Los modelos climáticos han mejorado desde el último informe, tienen una resolución espacial más alta que le permite ver más impactos regionales y son mejores para simular lo que sucederá en el futuro en regiones específicas”, Stephen Cornelius, líder del IPCC para WWF, dijo Climate Home News.

4. ESTAMOS CERCA DE CAUSAR CAMBIOS IRREVERSIBLES

El informe hace sonar la alarma sobre la posibilidad de cambios irreversibles en el clima, también llamados puntos de inflexión.

Por ejemplo, los bosques podrían comenzar a morir a medida que aumentan las temperaturas, volviéndose menos capaces de absorber dióxido de carbono, lo que provocaría un mayor calentamiento. Además, las capas de hielo de la Antártida podrían desestabilizarse, lo que provocaría un rápido aumento del nivel del mar.

El derretimiento de las capas de hielo de la Antártida podría hacer que el nivel del mar suba más de un metro para 2100 y de 15 metros para 2500.

“Ahora estamos observando el cambio climático con nuestros propios ojos de una manera que no lo hacíamos antes. Muchas temperaturas extremas están fuera de los límites de la variabilidad natural y desencadenan eventos extremos, como incendios forestales, dijo Corinne Le Quere, científica climática de la Universidad de East Anglia, en una sesión informativa el mes pasado.

El “aumento sustancial de los riesgos” se destacó en un análisis reciente que mostró que partes del Amazonas ahora emiten más carbono del que absorben, dijo Emily Shuckburgh, científica climática de la Universidad de Cambridge, en la sesión informativa.

5. LAS EMISIONES DE METANO SON UN PUNTO CLAVE

Por primera vez, el IPCC ha dedicado un capítulo completo a los “forzadores climáticos de vida corta”, como aerosoles, material particulado y metano.

Los niveles de metano son ahora más altos que en cualquier momento de los últimos 800.000 años y están muy por encima de los límites de seguridad descritos en AR5. El metano, que se libera a la atmósfera de las minas de carbón abandonadas, la agricultura y las operaciones de petróleo y gas, tiene un impacto de calentamiento global 84 veces mayor que el CO2 durante un período de 20 años. Es responsable de casi una cuarta parte del calentamiento global.

Es muy probable que las respuestas de los ecosistemas al calentamiento global, como el deshielo del permafrost y los incendios forestales, aumenten aún más las concentraciones de metano en la atmósfera.

Los autores afirman que una reducción fuerte y rápida de las emisiones de metano no solo frenaría el calentamiento global sino que también mejoraría la calidad del aire.

A pesar de su impacto en el calentamiento global, el metano ha recibido mucha menos atención que el CO2 y no está incluido en las promesas climáticas de la mayoría de los países.

El impacto del cambio climático en Argentina

Argentina no está exenta de las consecuencias del cambio climático… Como todos los países, en mayor o menor medida, el territorio argentino sufrirá distintas consecuencias climáticas que varían según la zona:

Por un lado, las sequías aumentarán y afectarán principalmente las zonas de Cuyo y la Patagonia. En la misma sintonía, en la zona de La Cordillera, favorecido por las condiciones secas y ventosas, aumentarán las probabilidades de incendios en la zona, generando consecuencias devastadoras no solo para el medio ambiente, sino para la vida diaria de los habitantes de la zona. Por otro lado, las precipitaciones más extremas estarán focalizadas en el centro-este del país (Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y la Mesopotamia), aunque la Patagonia también sufrirá estos eventos meteorológicos extremos. 

La Patagonia suma otra condición desfavorable… El aumento de la temperatura global disminuirá las nevadas en la zona de la cordillera. Además del impacto ambiental que esto genera, también tiene un impacto turístico negativo, principalmente en los cerros de Ski & Snowboard , los cuales ya vienen debilitados por la falta de nieve, inversión y la pandemia COVID-19.

Argentina también sufrirá la retracción de los glaciares y el derretimiento de hielo permanente. Según el AR6, la Antártida, independientemente de que se dejen de emitir gases de efecto invernadero, se seguirá derritiendo por miles de años (Argentina posee una porción del territorio). Otras consecuencias serán las olas de calor, que ocurrirán principalmente en las grandes ciudades de Argentina (Buenos Aires será la más afectada por su dimensión). Por último, las zonas costeras, debido a la suba del nivel del mar, estarán expuestas a inundaciones que causen daños ambientales, sociales y económicos.

Para recibir más información acerca de la temática, por favor comunicarse a través de mbianco@carbonneutralplus.com